Búsqueda de artículos

 

A la par de las reformas constitucionales que desde 2008 criminalizan el derecho al aborto legal en 16 estados, cuatro entidades (Baja California, Coahuila, Durango y Veracruz) cuentan –a partir de ese mismo año– con leyes de “protección a la maternidad”, que resguardan la salud del embrión o feto.

Coahuila (desde octubre de 2008), BC (octubre de 2013), Durango (diciembre de 2014), y Veracruz (diciembre de 2015) cuentan con leyes “especiales” para proteger la maternidad, los derechos de las mujeres embarazadas, resguardar su salud, la infancia temprana, y la salud del producto en gestación.

Mientras que los congresos de Aguascalientes, Zacatecas, Guerrero, San Luis Potosí y Tabasco tienen en el tintero iniciativas similares.

Según un documento de la Dirección de Servicios de Investigación y Análisis de la Cámara de Diputados, el fin de esas normas es resguardar la maternidad, pero también protegen al embrión o feto desde el momento en que es concebido (BC y Coahuila) o en gestación (Durango).

El análisis señala que esas tres leyes vigentes (no incluye la de Veracruz por ser la más reciente) establecen derechos como tener acceso al trabajo, a Centros de Atención a la Mujer públicos o privados, y a la atención especializada cuando se diagnostique VIH/Sida en la mujer gestante.

La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos protege en su artículo cuarto la maternidad como un Derecho Humano, al garantizar que las mujeres decidan el número y espaciamiento de sus hijas e hijos, y al otorgar a las madres trabajadoras licencias para prepararse para el parto, a no perder su empleo por estar embarazadas, o ejercer la lactancia.

Así, BC, Coahuila y Durango cuentan con leyes de Protección a la Maternidad, que además crean las Redes de Apoyo a Mujeres Embarazadas. Sólo en el caso de Durango se llama Sistema de Apoyo, y establece obligaciones para que las instituciones de salud brinden atención, de acuerdo con el estudio de la Cámara baja.

En las tres entidades se establecen derechos para las embarazadas en prisión, como brindarles alimentación y vestimenta adecuadas, así como condiciones de higiene y seguridad, y que reciban los servicios médicos necesarios.

Otro tema que abordan las leyes son el derecho a un trato digno, gratuito y de calidad; que las mujeres reciban información sobre las decisiones médicas; que puedan definir la forma en cómo se llevará a cabo el alumbramiento; y atención especializada en caso de partos prematuros o de mujeres con VIH/Sida, entre otros.

Al respecto, la investigación indica que hasta 2015 diversos congresos locales tenían pendientes de aprobación iniciativas de protección a la maternidad. En estados como Aguascalientes o Zacatecas tales propuestas resultaron polémicas por considerarse contrarias al derecho de las mujeres a decidir sobre la maternidad.

Las iniciativas de ambas entidades, además de la protección de las mujeres en las diversas etapas del embarazo e incluso de la infancia temprana, también buscan la “protección” del producto, feto o embrión desde que son concebidos.

Por otra parte, en diciembre de 2014 en Veracruz, la diputada local por el oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI) Gladys Merlín Castro, presentó una iniciativa de Ley de Protección a la Maternidad (ya vigente desde diciembre de 2015) a fin de garantizar y proteger los derechos de las embarazadas desde el momento mismo de la gestación hasta el puerperio (los 40 días posteriores al parto).

Al igual que en BC, Coahuila y Durango, en Veracruz la ley establece derechos como consultas médicas, exámenes de laboratorios, atención ginecológica, orientación psicológica o psiquiátrica, una red de apoyo, atención digna y de calidad, y el derecho de las embarazadas a recibir información.

A partir de la despenalización en 2007 del aborto hasta las 12 semanas de gestación en la capital del país, 16 entidades aprobaron reformas constitucionales para “proteger la vida desde la concepción-fecundación” (entre ellos BC y Durango), que a decir de feministas y grupos civiles, criminalizan el derecho de las mujeres a decidir sobre la maternidad.

La polémica más reciente se desató en Veracruz, luego de que por decisión de la jerarquía católica y el Ejecutivo estatal se pospuso en mayo pasado la votación en segunda vuelta de una reforma constitucional en ese mismo sentido.

 

Por Anayeli García Martínez

 

Vía Plumas Libres 

 

Unicef y la Fundación Huésped lanzaron hoy en Argentina una nueva campaña de prevención del sida en forma de un juego online dirigido a los jóvenes y que se difundirá por las redes sociales, informaron fuentes de la organización.

Se trata de "Yo #JuegoConCondon", un juego interactivo en el que se debe unir a parejas de distinto o del mismo sexo con un preservativo en medio y que sigue la línea de populares juegos virtuales como Diamonds o Candy Crush.

La idea surgió a raíz de una reunión con expertos informáticos en redes sociales y plantearon la campaña para llegar a los jóvenes a través de "herramientas" con las que interactúa el sector adolescente, declaró la experta de comunicación de Unicef María José Ravalli.

Sobre el impacto de la campaña, Ravalli indicó que este es un recurso "innovador en Argentina" y esperan "seguir trabajando en esa línea" en campañas referidas a la salud, como para la prevención de embarazos en adolescentes y enfermedades de transmisión sexual.

Por su parte, el director de comunicación de la Fundación Huésped, Leandro Cahn, aseguró que la aplicación consta de 20 niveles en los que el jugador deberá tener en cuenta que los profilácticos con los que se unen a las parejas "presenten un buen estado".

"Ojalá que el juego tenga repercusión no solo en Argentina, sino en otros países de habla hispana, ya que el mensaje es unánime, el buen uso del preservativo es la única vía de prevención de embarazos no deseados y de enfermedades de transmisión sexual", afirmó a Efe Cahn.

 

A medida que el jugador sube de nivel en el juego, deberá unir, por ejemplo, a personas del mismo sexo, algo que, según Cahn, es una forma de "destacar la importancia del preservativo en relaciones homosexuales".

 

Vía PubliMetro 

 

El titular de la Secretaría de Salud (Ssa), José Narro Robles, sostuvo ante representantes de países miembros de la ONU, que es posible detener la epidemia del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) hacia el 2030, si se mantiene el trabajo realizado durante los últimos 15 años, cuando en el seno de este organismo se adoptó la primera Declaración Política sobre VIH/Sida.

Para ello, propuso escuchar a las poblaciones clave involucradas e incorporarlas en la respuesta de cada país, abordar los temas de la diversidad sexual y combatir la homofobia y transfobia social “con pleno respeto a los derechos humanos”, resaltó.

Sugirió además que las poblaciones más afectadas por el VIH deben ser explícitamente nombradas: hombres gay, hombres que tienen sexo con otros hombres y sus parejas femeninas, personas transexuales, hombres y mujeres trabajadores sexuales o usuarios de drogas inyectables.

En el caso de México, subrayó, es importante aceptar que uno de cada tres adolescentes y jóvenes, que vive con el virus ignora su estado serológico.

Al participar en la Reunión de Alto Nivel de Naciones Unidas sobre VIH/SIDA 2016, en Nueva York, Narro Robles recordó que el VIH no es un problema exclusivo de algunas regiones del mundo, es un asunto de todos los países que demanda construir sociedades incluyentes donde las personas tengan los mismos derechos.

El funcionario aseveró que el desinterés o la negación no solucionan, por lo que es necesario reconocer que el SIDA es todavía una enfermedad que afecta el desarrollo y que, por tanto, demanda mantenerse visible.

Es prioritario, subrayó, fortalecer las estrategias integrales que respondan a las necesidades de los jóvenes, garantizar una educación sexual laica, basada en evidencia científica, así como proporcionarles los elementos para que asuman una sexualidad responsable, informada y protegida.

Asimismo, destacó la importancia de ampliar el acceso a la prueba de VIH sin discriminación, y para las personas que usan drogas inyectables, se debe cambiar la política prohibicionista, por una de salud pública y respeto a los derechos humanos, tal como se planteó en este sitio con el Presidente de México en la sesión de UNGASS en abril pasado.

Cabe mencionar que este año, de acuerdo con el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre VIH/Sida (ONUSIDA), hace hincapié en que en los próximos cinco años debe haber una respuesta acelerada a este padecimiento, a fin de alcanzar las metas planteadas para el 2020 y tener menos de 500,000 infecciones nuevas por el VIH, menos de 500,000 muertes relacionadas con el Sida, así como acabar con la discriminación relacionada con el VIH.

 

Por Cecilia Higuera

 

Vía Crónica 

 

Debido a discursos de odio y a la postura de la jerarquía católica contra matrimonios gay, colectivos de la diversidad sexual alertaron del aumento en las últimas semanas de las amenazas relacionadas a la 38 Marcha Nacional del Orgullo y la Dignidad LGBTTTI, que se se efectuará el 25 de junio en la ciudad de México y en la que espera participación de más de 800 mil personas.

Aseveraron que estará garantizada la integridad de los asistentes pues solicitarán a las autoridades reforzar la seguridad.

En conferencia de prensa Miriam Ángel, presidenta de Familias por la Diversidad Sexual dijo que “la ignorancia sobre esta materia ha obstaculizado los avances hacia una sociedad mexicana más justa, incluyente y respetuosa.

“Todo lo que es diferente causa miedo a ciertos heterosexuales, les atemoriza y esto genera homofobia, transfobia y lesbofobia. No debemos permitir jamás que el gobierno permita ataques como los ocurridos en Xalapa y Orlando”.

Cristian Galarza, coordinador de difusión del Comité Incluye T dijo que las intimidaciones también se dan a través de las redes sociales como Facebook y Twitter. “Cada año recibimos este tipo de advertencias que, por los hechos ocurridos en Florida, se han incrementado en los últimos días, pero durante las marchas anteriores jamás ha habido una ataque a los presentes y este año no será la excepción porque contaremos con elementos de seguridad.

En el marco de la celebración de la marcha, organizaciones no gubernamentales, empresarios, académicos, periodistas, artistas y autoridades de salud llamaron a eliminar manifestaciones discriminatorias que no sólo conducen a la violencia y exclusión sino también ponen en riesgo su integridad física y mental.

Coincidieron en que el rechazo afecta la vida personal, laboral y afectiva de la comunidad LGBTTTI con múltiples repercusiones como desempleo, abandono escolar o familiar, inseguridad, aislamiento y culpa; de ahí que sea prioritario fortalecer los programas de información y educación para erradicar todas las formas de homo-lesbofobia desde el seno familiar, así como fortalecer las leyes que garanticen el pleno ejercicio de sus derechos.

Steven Díaz, Subdirector de Prevención e Información del Centro para la Prevención y Atención Integral del VIH/Sida de la Ciudad de México (CDMX), señaló que la discriminación que parte del estigma coloca obstáculos para que tanto las mujeres como los hombres puedan acceder a los servicios necesarios de salud física y mental, privándolos de oportunidades para prevenir infecciones de transmisión sexual (ITS), incluyendo el VIH.

Resaltó que la CDMX ha sido un ejemplo internacional en el control del VIH/SIDA gracias a la implementación de programas de prevención, diagnóstico y atención a personas con problemas de adicciones, personas víctimas de violencia sexual, trabajadoras y trabajadores sexuales, mujeres embarazadas con VIH y personas transgénero. De hecho, de las 725 personas transgénero que hoy utilizan los servicios de la Clínica Especializada Condesa, 224 viven con el virus y de ellas 87% están en tratamiento antirretroviral (ARV).

Patricio Sanhueza Smith, responsable del Programa de Salud Sexual y Reproductiva de la Secretaría de Salud de la CDMX, expuso que en México la diversidad sexual ha impulsado un movimiento social bastante productivo; en tan sólo cuatro décadas logró avances significativos como el acceso gratuito al tratamiento del VIH/SIDA, la legalización del matrimonio, seguridad social, turismo gay friendly o la existencia de un Día Nacional contra la Homofobia.

Destacó que hoy se garantiza a la ciudadanía el acceso toda la gama de métodos anticonceptivos mediante programas como “Médico en tu Casa” y Servicios Amigables para Adolescentes, así como mediante la campaña Sexualidad con Responsabilidad, la cual se enfoca en prevenir ITS y embarazos no deseados con brigadas de información en puntos estratégicos y eventos como la 38 Marcha Nacional del Orgullo y la Dignidad LGBTTTI. “Como cada año, nuestro escenario principal estará frente al Hotel Hilton y ahí repartiremos, con apoyo de los Jonas Vloggers y DKT de México, 800 mil condones para promover una vida sexual saludable”.

 

Por César Arellano García

 

Vía La Jornada en linea 

 

La homofobia es un fenómeno persistente en nuestro país, afirmó Ricardo Hernández Forcada, director del Programa de VIH de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

Dijo que la discriminación por homofobia hacia los grupos lésbicos, gay, bisexual, travesti y transgénero está promoviendo un nuevo problema de inseguridad en México, que se alimenta por la impunidad al no resolverse las denuncias, entre las que hay casos de discriminación, lesiones y hasta homicidios.

“No hay una consignación o una sanción hacia los responsables de estos delitos”, expuso. Recordó que tan sólo de 2009 a 2012 se tienen reportados 69 homicidios con este móvil.

Al participar en el segundo día de actividades de la Primera Semana de la Diversidad Sexual, organizada por la Dirección General de Divulgación de la Ciencia (DGDC) y el Universum, Museo de las Ciencias de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Ricardo Hernández aseguró que todavía en el país hay una cultura “machista” e intolerante hacia el grupo LBGTTTI.

Dijo que en materia de educación se requiere incorporar el tema de la educación sexual. “Las personas no sabemos lidiar con poblaciones que son distintas a las tradicionales o convencionales porque no tenemos información al respecto, por eso es importante que desde la escuela nos enseñen las virtudes de la tolerancia y convivencia entre las diferentes personas”, subrayó Hernández Forcada.

El responsable del Programa de VIH en la CNDH recordó que la Primera Encuesta Nacional sobre Bullying Homofóbico, realizada en mayo de 2012, revela que 81% de los encuestados sufrió bullying sólo por su apariencia física (es decir, los perpetradores no tenían seguridad de su orientación sexual) y 83% fueron agredidos por expresar su orientación sexual.

El experto comentó que el espacio en donde más se agrede a estos grupos es en el hogar, y “cuando las familias los rechazan tienen ocho veces más riesgo que aquellos que no fueron rechazados de intentar suicidarse y tres veces más riesgo de adquirir una infección de transmisión sexual o VIH”, añadió.

 

Sobre el ataque ocurrido el fin de semana en un bar gay en Xalapa, Veracruz, dijo que se requiere de una mayor investigación, pero por el modus operandi que utilizaron los agresores se observa la presencia del crimen organizado, aunque eso lo definirán las autoridades.

 

Vía Vanguardia 

 

Diariamente, 60 mujeres de entre 10 y 19 años, embarazadas sin planearlo, dan a luz en Puebla. La tendencia es ascendente; entre 2014 y 2015 este problema aumentó 1,3 por ciento, según indica la secretaria de Salud del estado. Se trata de una situación de alarma que preocupa a vastos sectores sociales.

Los porcentajes de embarazos en adolescentes en México son altos. A México le corresponde la tasa mayor, según datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo (OCDE), registrándose un hijo nacido por cada 15 niñas de 15 a 19 años. Además, 2 de cada 10 mujeres pertenecientes al rango de edad que va entre 15 y 19 años ha estado embarazada en más de una ocasión.

El Centro Latinoamericano de Salud y Mujer (CESLAM) señala que alrededor de 35 por ciento de adolescentes en México comienzan a tener relaciones sexuales entre los 10 y 15 años de edad. Si la información que se recibe en el país en cuanto al ejercicio de nuestra sexualidad es de por sí limitada, no debería sorprendernos que para los individuos que pertenecen a dicho rango de edad sea (casi) nula.

Entrevistamos a Andrea Cruz con la finalidad de acercarnos a la realidad de las chicas que viven embarazos no planeados y que para muchos es desconocida por el anonimato que buscan los afectados.

Andrea es psicóloga y trabaja en una ONG que se dedica a atender temas relacionados con los Derechos Humanos, en especial los sexuales y reproductivos, entre los cuales se encuentra el aborto. También trabaja como orientadora y da terapias sexológicas. Nos cuenta que el rango de edad más común en el que asisten las chicas con embarazos no deseados pidiendo ayuda, asesoría sobre su embarazo o buscando un aborto, es entre los 15 y los 19 años.

Según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), 19.2 por ciento de la natalidad del país corresponde a mujeres menores de 20 años. En la Ciudad de México se registra un 15.8, y Puebla comparte el índice porcentual nacional.

Si bien es cierto que las críticas al embarazo prematuro recaen en un problema cultural, las complicaciones a las que se enfrentan física y emocionalmente las niñas y adolescentes que se ven implicadas son para preocuparse. La concepción, educación y manutención de un hijo, cuestiones de por sí difíciles para cualquiera, ven mayor complicación cuando se trata de una madre infante o adolescente.

Los embarazos en menores de 20 años son siempre considerados de alto riesgo. Aumentan las probabilidades de que exista una mala nutrición, la posibilidad de sufrir abortos naturales y el nacimiento prematuro del bebé, así como los trastornos en el desarrollo físico y mental del mismo.

Hay asimismo un incremento en las posibilidades de muerte materna, fetal, neonatal o infantil. Datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) señalan que “las complicaciones durante el embarazo y parto son la segunda causa de muerte” entre mujeres de 15 y 19 años en todo el mundo.

Por otro lado, las consecuencias psicosociales del embarazo en adolescentes no son cosa menor. En la lista de estas últimas sobresale la deserción escolar, nos cuenta la entrevistada, como una de las más recurrentes, así como el impacto que significa asumir, con nula preparación, el rol del adulto que tiene que hacerse cargo y en quien recae toda responsabilidad, sobre todo en las no escasas ocasiones donde hay un abandono y/o desentendimiento del padre.

Es el caso de una chica de 16 años que asistió a la ONG donde trabaja Andrea con un embarazo no deseado. Ella quería tener al bebé pero su padre no estaba de acuerdo. Decidió tenerlo. Sin embargo, regresó un año después, también con un embarazo no planeado, pero esta vez, al contrario de la primera, en busca de la interrupción del mismo: “porque tener un hijo es muy complicado, no me imaginé que fuera tan difícil. No me arrepiento pero dos hijos a mi edad ya es demasiado”.

 

Embarazadas prematuras, cuestión de Derechos Humanos

La maternidad prematura es también un problema de Derechos Humanos. Las invisibilizadas violaciones a niñas en América Latina son parte de un contexto alarmante, para lo cual es importante añadir la escasa denuncia registrada en dichos procesos debido a repetidos casos donde el origen del abuso es dentro de las propias familias. Las estadísticas al respecto son, por lo mismo, limitadas.

La semana pasada se hizo público un caso de este tipo. Una niña wichí de 12 años, que sufre de una discapacidad mental, fue violada por ocho hombres. Con un embarazo de 6 meses, se decidió practicarle un aborto debido a que el feto no tenía probabilidad de sobrevivir. Sin embargo, su caso no se denunció previamente ni se recurrió, debido a la condición social poco favorable de los padres, a ningún método para la interrupción del mismo.

Pero el estrato social no es lo único que dirige esta problemática. Los valores sociales, y en particular los familiares, son decisivos. Dentro de estos es importante señalar la fuerza con que se impone aquí la perspectiva hacia el aborto y la habitual privación a las involucradas del derecho al mismo, normalmente bajo pretexto de su corta edad y, por ende, su “imposibilidad” para decidir.

Para Andrea, el aborto “es una decisión ética, compleja, con múltiples significados sociales y sexuales” que rodean la decisión de practicarlo o no, y que “en muchas ocasiones la tornan conflictiva”. Por esta razón, considera que es importante en el contexto de los embarazos prematuros “un acompañamiento previo a tomar la decisión”.

Asimismo, nos externa la importancia que la interrupción del embarazo ha significado para nuestra sociedad, como “un espacio de lucha contra ideales normativos que aquejan más a las mujeres, pues en nuestra cultura patriarcal ser mamá es un mandato vigilado e interiorizado, y es el rol con el que hemos sido reconocidas durante mucho tiempo”.

La relación familiar alrededor de cualquier embarazo, y más para niñas o adolescentes, define la manera en que se tomarán las decisiones. Ejemplo de esto es otra situación que nos compartió de una pareja de 17 años que, para no decepcionar a su familia, mantuvo en secreto el embarazo y la interrupción del mismo, viéndose en la necesidad de vender sus pertenencias porque las clínicas del gobierno los obligaban a ser acompañados por los padres. Lo que más les preocupaba, relata, era tener un hijo a la fuerza: “no me malinterpretes, sé que lo cuidaría, pero nunca imaginé así mi vida. Me he quedado sin amigos porque la mayoría ven mal, no que esté embarazada, sino que aborte”.

La atención a toda la problemática que rodea el embarazo prematuro, y el no planeado o no deseado en general, debe ser un punto principal a resolver en cualquier agenda política y cultural. Desde la educación sexual en casa y en la escuela, hasta la creación y mejoramiento de centros de salud especializados en el tema, buscando además la buena capacitación del personal de atención a este sector de la población en general más susceptible.

“Nos hemos dado cuenta de que la información no evita los embarazos adolescentes”, dice Andrea, “habría que apostar a una educación de la sexualidad desde muy pequeños. Obviamente, acorde a las etapas serán los saberes compartidos. Es importante la promoción de conductas y actitudes que no perpetúen estereotipos ni roles de género, que mujeres y hombres tengamos la posibilidad de decir lo que queremos sin avergonzarnos. Promover la solidaridad con el otro así como el autoconocimiento, la autoexploración de nuestros cuerpos”.

El Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE) hace una propuesta en su informe del 2015 para la prevención y atención del embarazo adolescente, con 8 puntos centrales:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Por Nuria Fernández

 

Vía La Jornada de Oriente 

 

El congreso del estado aprobó modificaciones a la Constitución Local y el Código Civil para admitir los matrimonios igualitarios mientras grupos conservadores exigieron dar marcha atrás a la reforma.

El dictamen presentado para modificar la legislación local fue por orden de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) quien calificó la figura de “enlaces conyugales” como discriminatoria e inconstitucional.

Esta figura jurídica fue aprobada en julio de 2014 para establecer legalmente las uniones entre personas del mismo sexo aunque fueron pocas las parejas que utilizaron esta figura ya que diversas instituciones federales –como el ISSSTE y el IMSS- no la reconocían.

Esto obligó al congreso a hacer foros de consulta desde marzo de este año para conocer la opinión de la sociedad colimense que, en su mayoría, se opusieron a legalizar los matrimonios igualitarios aunque otros grupos también exigieron su aprobación.

Después se modificó la Constitución  para eliminar la frase “entre un solo hombre y una mujer” en el tema relacionado al matrimonio y pasó a los ayuntamientos para validar la minuta.

Durante la sesión, integrantes del Frente Nacional por la Familia exigieron el respeto a la figura del matrimonio “entre un solo hombre y una mujer” después de que el presidente Enrique Peña Nieto enviara una iniciativa para modificar la Constitución Política de los Estados Unidos “Lo que hizo Peña Nieto es un intento de golpe letal a las familias mexicanas, es muestra de un autoritarismo desmedido por parte del presidente”.

Advirtieron que lo que generará la enmienda es “un enfrentamiento entre padres e hijos, pretendiendo que el Estado sustituya a función formativa de los padres de familia y sean denostados desde las aulas, por ello exigimos al presidente Enrique Peña Nieto dé marcha atrás a esta agresión a la mayoría de los mexicanos”.

 

Por: Juan Carlos Flores

 

Vía ColimaNoticias